Apuntes del Diario de la Gatica de María Ramos

Me enseñaron temprano
a tirar la piedra
y esconder la mano.

¡Ahora me piden
que esconda la piedra
y les tire la mano!

No hay quien entienda
a estos humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *